‘CubaCultura’ protagoniza el agosto cultural en Trigueros

HomeCultura

‘CubaCultura’ protagoniza el agosto cultural en Trigueros

El ciclo cultural 'CubaCultura' que organizan el Ayuntamiento de Trigueros y la Diputación de Huelva se ha inaugurado en el Centro de Arte “Harina de

El Ayuntamiento de Trigueros celebra el 30 de septiembre el Día del Turismo con una visita guiada por nuestro pueblo
El Dolmen de Soto contará con un área de mayor protección
El Festival ‘Las Lunas de Soto’ convierten a Trigueros en un referente del turismo cultural

El ciclo cultural ‘CubaCultura’ que organizan el Ayuntamiento de Trigueros y la Diputación de Huelva se ha inaugurado en el Centro de Arte “Harina de Otro Costal” de Trigueros. Este evento ha arrancado con la exposición colectiva de artistas cubanos “Veo Islas” y la exposición de esculturas de Liudmila López Domínguez, “Zapateando el ritmo”.

El alcalde de Trigueros, Vidal Blanco junto a la diputada Provincial de Cultura, Gracia Baquero y el concejal de Cultura, Benito Conde, acudieron a la inauguración, donde pudieron expresar la apuesta decidida del Ayuntamiento de Trigueros y de la Diputación Provincial por el desarrollo de este festival, un referente cultural para la provincial de Huelva.

Asimismo, el Grupo “Septeto Nabori” de Santiago de Cuba envolvió la noche triguereña con sus sones cubanos e hizo las delicias de un público entregado, que se animó a bailar al más puro ritmo de Cuba.

Por otro lado, el fotógrafo Hector Garrido, la actriz cubana Laura de la Uz, Lourdes Santos y Juan Manuel Seisdedos daban la bienvenida a los asistentes a esta X Edición del festival veraniego.

CubaCultura incluye también el concierto del conocido músico y cantautor cubano Carlos Varela, exponente de la nueva trova.

En cuanto a las exposiciones, “Veo Islas” es una muestra colectiva de artistas cubanos que reúne, en una variedad de procedimientos creativos, la visión interpretativa de la insularidad a nivel general y de la isla cubana en particular.

Por su parte, “Zapateando el ritmo”, la exposición de esculturas de Liudmila López Domínguez, una exaltación de lo femenino en la que el calzado se convierte en un símbolo de la propia mujer.